domingo, 13 de marzo de 2016

Estéreo Picnic es otra artimaña del Maligno para alejar a los jóvenes de la Iglesia

Para el alivio de muchos católicos, este sábado 12 de marzo finalizó el festival «musical» conocido como Estéreo Picnic, el cual no es otra cosa que una estrategia de Satanás y sus siervos para introducir a los jóvenes en la música satánica, la droga, y el empobrecimiento de la Iglesia Católica. Es preocupante la cantidad de padres que permite que sus hijos asistan a conciliábulos donde se consumen sustancias psicoactivas y se rinde culto al diablo abiertamente.

Todo aquel que se reconozca como ateo o satanista hará lo que sea para asistir al Estéreo Picnic. Ello incluye desperdiciar alimentos, tal como se puede observar en este video:


Pero lo peor de todo no es el contenido pecaminoso del festival, sino la forma descarada en la que se nos presenta la información: Estéreo Picnic es basura y sus organizadores y participantes lo reconocen sin ninguna clase de tapujo. A primera vista, uno puede pasar por alto los detalles que sugieren la naturaleza obscena del festival. Sin embargo, si se observa más detenidamente, uno fácilmente cae en la cuenta de que el festival es una maniobra desesperada de las sectas apóstatas para hacerle perder potenciales adeptos a la Iglesia Católica. A continuación voy a explicar detenidamente los elementos que demuestran, sin lugar a dudas, la idiosincrasia herética de Estéreo Picnic. Hermanos, he de decir que el contenido es muy fuerte, por lo que recomiendo leer este post con una imagen de la Virgen del Carmen cerca o en compañía del párroco de su vereda.

El logotipo del festival es una apología al pecado. Representa el árbol donde moraba la Serpiente que tentó a Eva. Esto sólo puede indicar que, de entrada, el festival es una invitación abierta al pecado y al sacrilegio.


Estéreo Picnic incita al consumo de drogas de todo tipo. Ácidos, marihuana, cerveza, éxtasis, cocaína, pegamento, solvente de pintura, removedor de esmalte, betún y bazuca; un escalofriante abanico de sustancias no aprobadas por el Vaticano que horrorizaría hasta al más fuerte de los católicos. Estas drogas sacan a los jóvenes de sus cabales y los pone en línea directa con el infierno. Los jóvenes que consumen estas drogas tienen visiones del Niño Dios quemándose mientras sostienen relaciones sodomitas con machos cabríos. Muy satánico. 

Adicionalmente, Estéreo Picnic es concurrido por la secta de los hipsters. ¿Qué es un hipster? muy sencillo: es una persona que odia a Dios. 
Asistente promedio del festival
El festival es una representación vívida del infierno. En la campaña publicitaria del festival, se anunciaba que ellos eran «la nueva religión». Sobran las palabras para describir el propósito principal de este bacanal: asegurar la hegemonía del satanismo en la Tierra. Por otro lado, si uno busca «Estéreo Picnic» en Google, arroja imágenes que traen a la mente un cuadro de Hyeronimus Bosch. Hombres con cabeza de caballo, desenfreno lascivo y fuegos que brotan del suelo. Una ofensa a Dios de la más grande proporción.


Demonio semi-antropomórfico común del festival


La boleta del Estéreo Picnic tiene un costo muy elevado, lo que conlleva inevitablemente el empobrecimiento de la Iglesia Católica y el Papa Francisco. Hay jóvenes que están dispuestos a pagar más de 100 dólares por una boleta para entrar al festival y harán lo que sea para ello, incluso asaltar a los pobres cristianos. Pero lo que más me enfada no es el precio de la boleta, sino los padres que le dan dinero a sus hijos para que asistan ¿Cómo alguien en todos sus cabales le da dinero a su hijo para que se drogue, escuche música satánica y alabe al diablo? Al tiempo que los iconoclastas llenan sus bolsillos con el dinero de sus acólitos, la Iglesia se depaupera.

Ya tenemos muy claro el objetivo del festival: menoscabar el lugar sagrado de la Iglesia Católica en la sociedad colombiana y reemplazarlo con el culto al diablo. Pero ahora que sabemos los peligros del festival ¿Qué debemos hacer en el próximo Estéreo Picnic?.

  • Debemos comprar muchas boletas de Estéreo Picnic y organizar una quema comunitaria. Esto reducirá el número de ateos que asisten al festival.
  • Si eres un católico avezado, como yo, puedes hacerte a la entrada del festival y cambiar boletas por Biblias. 
  • Ingresa furtivamente al festival y difunde el Evangelio. Golpea a los herejes mientras gritas muchos insultos al diablo en latín con tu voz de macho enfurecido. 
Sé que es una tarea muy dura, pero nos corresponde a fin de cuentas. 

¡VETE CON TU PUTO ESTÉREO PICNIC AL INFIERNO, DIABLO DE MIERDA! ¡DEJA DE PERVERTIR A LA JUVENTUD CON TU METAL Y TU REGGAETON!

#NoMásEstéreoPicnic







No hay comentarios:

Publicar un comentario